miércoles, 10 de abril de 2013

Pico Bejenado



Sin duda alguna en la isla bonita tenemos muchos balcones, miradores, lugares donde nuestras pequeñas ciudades se hacen diminutas y el quehacer diario carece de importancia, lugares donde parece que el tiempo se ha parado y que sólo estamos nosotros en el universo.


Pues sin duda alguna, uno de esos lugares es la cima del pico bejenado y toda su ascensión por su camino estrecho,  uno de los senderos más recomendables para transitar en nuestra isla, que además no presenta una excesiva dificultad para senderistas o caminantes principiantes.




El sendero parte del centro de visitantes de la caldera de Taburiente, aunque lo que realmente suele hacer los caminantes es subir por la pista Valencia hasta una zona de aparcamiento cerca de la pista Ferrer y desde ahí hacer el sendero.




Este sendero presenta también múltiples posibilidades, podemos contactar desde la ermita del pino, pasando por las galerías en los bajos de cumbrenueva, rumbo a la cumbrecita y de ahí abordar por el flanco derecho el pico bejenado para volver por valencia a la ermita.




Pero sin duda lo más lógico es como comente dejar el coche en la zona habilitada para aparcar y desde ahí empezar la ascensión al majestuoso pico bejenado.


El Bejenado es majestuoso, al fin y al cabo dentro de la caldera es la única montaña solitaria, ya que el resto de picos tienen formación en cordillera montañosa. Ese aspecto ancho y erguido sobre el valle de aridane y sobre el centro de la caldera hace que sus vistas en un día despejado, o en un día de nubes bajas sean para parar el tiempo y fijar la mirada sin pensar en los múltiples paisajes que nos ofrece.




A mi juicio lo más completo es subir por el sendero homologado y a la vuelta, volver por el Roque de los cuervos, que nos permite unos vistas de la caldera, punta los roques y la cumbrecita que no tendremos si volvemos por nuestros mismos pasos.
 
El kilometraje es de 12 kilómetros aunque varios de ellos son por pista cómoda, o por sendero no excesivamente roto, por lo que no tendremos excesiva dificultad. Lógicamente como siempre recomiendo unos bastones de trekking nos ayudara sin duda sobre todo en la bajada donde podemos encontrar piedra suelta.



Antes de empezar con la descripción tengo que aconsejaros como siempre hago del material a llevar, en este caso es muy importante el agua ya que no tenemos tomas para la misma, comida y algo de abrigo porque como ya sabemos el tiempo es muy cambiante y aunque en el paso haga calor no significa que en lo alto del pico bejenado encontremos viento y bajas temperaturas.
Empezamos nuestra andadura desde la zona de aparcamientos en la que llegamos por la pista de Valencia con nuestro vehículo teniendo mucho cuidado primero porque la pista está rota aunque se puede llegar con el turismo y segundo porque suele haber bastante transito.



Una vez estacionado nos adentramos por la pista Ferrer donde los signos de las lluvias torrenciales han hecho mella en la misma haciéndola difícil para el uso de vehículos que no sean todoterreno.





La pista es ancha entre pinos, salvando los numerosos barrancos fruto de la erosión que nos presenta el pico bejenado. Pero es pronto cuando algunos claros de pinar nos deja ver las primeras imágenes al fondo de la ruta de los volcanes y cumbrevieja, imágenes preciosas que sólo desde el pico bejenado, punta de los roques o incluso el pico de las nieve nos deja ver con tanta majestuosidad. 




La señalización es muy buena, típica señalización de la zona del parque nacional de la caldera de taburiente, por lo que tendremos perfectamente los desvíos en el camino y las posibilidades diversas para realizar este sendero.


Sobre 1 o 2 km de pista para salvar los barrancos, nos sigue permitiendo muy buenas vistas, y una imagen de un tipo de pinar de tronco no muy ancho pero alto, nos deja ver entre sus ramas las primeras imágenes del valle de aridane, y en casos como el de la fotografía de la zona de las manchas y todoque.





Nos paramos para observar tan bello paisaje y emprendemos la marcha por una pista que puede parecer monótona pero que sus vistas que cada vez nos ofrece algo nuevo, hacen que nos paremos y rompamos tal monotonía




Llegamos al primer desvío a tres kilómetros y medio la cima del bejenado o a 700 metros los petroglifos, también tenemos próximo el desvío por que volveremos, el roque de los cuervos.








Tomamos el camino hacia la cima, no nos desviamos y nos recompensa con la primera imagen de la cima del bejenado, parece todavía lejano pero menos de 3.5km nos separan de uno de los balcones de la Palma.




Una fuerte subida nos presenta hacia el camino cerrado, se cierra el sendero y los colores blanco y amarillo de la señalización en la piedra flanqueante, nos apremian a caminar en fila india. Empezamos lo más bonito del sendero.




Tendremos que salvar los barrancos, por un sendero estrecho, todavía por tierra compacta fácil de transitar, entre pinar que nos sirve de parasol, tan necesario en verano cuando los rayos de sol en la zona del valle son tan incipientes y hacen que tal subida se haga dura.




Aunque vamos salvando bastante desnivel, el poder transitar por tierra y no por piedra suelta nos permite avanzar con rapidez, pronto tendremos zonas en las que parar a descansar un poco y a observar el inmejorable paisaje que nos ofrece el camino de subida al pico bejenado.




El sendero suele estar muy cuidado, limpio de pinocha que se amontona hacia las laderas, siempre aconsejo lo mismo cuando hace calor la pinocha resbala por lo que hay que ir con mucho cuidado, a terreno húmedo la pinocha se pega al suelo y no es tan peligrosa.




Como casi toda la isla el pinar muestra como sello el negro tiznado de haber sufrido algún incendio y la fortaleza de la especie que vuelve a brotar como ave fénix de sus cenizas, para volver a mostrar el verde característico de la isla bonita.




En una de las curvas, se nos presenta un cortafuegos y una de las zonas de mejores vistas, donde podremos admirar toda la zona del valle, los conos volcánicos de aridane, el paso, cumbrevieja y cumbrenueva, en definitiva una panorámica única en la isla, quizás esa será la palabra de hoy “panorámica”


Retomamos el camino, ya estamos a casi dos kilómetros de la cima, se estrecha todavía más el camino, y la piedra empieza a hacer escena. La parte más exigente del camino está por llegar




Queda kilometro y medio para coronar y entramos en la zona denominada como el rodeo, antes encontraremos el desvió hacia roque los cuervos pero de ello hablaremos más tarde.





El sendero es minimalista, hay que tener cuidado con la piedra suelta y en días de invierno ya que en esta época suele haber algunas zonas que caen del sendero.




Un poco más adelante miramos atrás y vemos cumbrenueva, la pista de la hilera y el roque de los cuervos, a la vuelta serán el principal protagonista.




Símbolo del desnivel que hemos salvado es el menor amparo de pinar, estamos a menos de un kilometro para coronar el pico.




Nos adentramos por la zona interior y nos deja las primeras imágenes de la majestuosa caldera de Taburiente, una olla a presión en la que la naturaleza hierve y late como corazón de la isla.




Echando una mirada a detrás vemos el sendero marcado por el que hemos venido a la lejanía salvando los barrancos, por momentos el firme es un poco mejor, aceleramos ya estamos 
llegando.




Pero antes otra sorpresa, unas imágenes increíbles de cumbrevieja y a la derecha, la desembocadura del barranco de las angustias, desagüe de la caldera y afluente de nuestra querida villa y puerto de tazacorte. 




El zoom de la cámara nos deja ver su imponente mar, y su nuevo puerto en construcción, sin duda alguna el termino de valle, no puede quedar mejor reflejado que lo observado a casi 1800 metros de altura.
Sin amparo de pinar, los colores blanco y amarillo de sendero nos devuelven a la realidad, estamos cerca pero muchas paradas son necesarias no todo los días se detiene el tiempo a nuestros pies para tan inmejorable paisaje.




Casi hemos llegado y ya podemos ver la gente en la cima, haciéndose fotos u observando todo lo que acontece a sus pies, llegar arriba y no quedarse anonadado por tales vistas significa que no hemos estado en el pico bejenado.





Vemos la erosión de la caldera en sus paredes y retomamos el camino, flanqueado por flores amarillos, pues ya es primavera y no puede ser menos en tal maravillosa obra de la naturaleza







Estamos a 1854 metros de altitud, hemos llegado al pico bejenado, que decir sobre tal cima¿? Pues todo y nada, la descripción es como si estuviéramos en un pedestal en el cielo y a 360 grados de nosotros pudiéramos observar el valle de aridane, cumbrevieja, cumbrenueva, toda la crestería de la cumbre, el roque, la caldera de taburiente…. Pero la boca se abre y no decimos nada pues sobran las paradas y como no puedo prestaros mis ojos lo único que puedo dejar es las fotos que pudimos hacer desde el punto más alto de la majestuosa montaña que es el pico bejenado.





Tenéis la galería completa del sendero a la derecha del blog, así como otras de otras entradas del mismo blog, allí tendréis detallada en imágenes toda esta aventura.





Después de las fotos y de firmar en el libro de visitas como de costumbre hay que pensar en proseguir la marcha, siempre surgen nuevas fotos, pero la vuelta nos dejará buenas instantáneas también que no desmerecen a la de tan alto pico.



Volvemos por nuestros pasos hasta la zona ya conocida del rodeo, a 100 metros del mismo tenemos el desvío que os detallo fotográficamente. 






Volveremos al punto de partida esta vez por el roque de los cuervos (resulta paradójico que en este caminar no nos encontráramos ningún cuervo por la zona, ya que suelen ser abundantes, puede que estuvieran entretenidos en la cumbrecita con algún turista despistado)


Desde aquí tenemos a 2.700 metros la cumbrecita, y a 5km la salida. Señalar que esta parte del sendero no está homologada pero que es fácilmente transitable y no supone ningún peligro, aunque hay zonas de bajada que si es recomendable el uso de bastones de trekking.


Miramos hacia a detrás en el desvío vemos el camino por el que venimos y al fondo la cima del bejenado por su cara de la caldera de taburiente, según avancemos veremos cómo nace desde las entrañas de la caldera, como si hubiera echado raíces desde la misma.



Más adelante rumbo a roque de los cuervos encontramos unas vistas de la zona del valle, cumbrevieja y cumbre nueva dignas de mención con esta foto del compañero Esteban.


La tónica será continuos subes y bajas pero con el incentivo de las zonas llanas tener las mejores vistas de la caldera de taburiente.



Así transitaremos kilometro y medio entre la arcilla del camino, y el pinar parándonos a hacer fotos y recordar a nuestras espaldas a nuestro pico bejenado.



Llegamos  al desvío a la cumbrecita que a su vez nos permite ir hacia el mirador del lomo de las chozas, a kilómetro y poco tendremos la cumbrecita y a uno y pico más dicho mirador.




Como no es nuestro cometido del día subimos un pequeño desnivel que nos permite unas buenas imágenes del bejenado y el desvío hacia la cumbrecita.



Seguimos adelante, bajo el olor caliente de la pinocha, 20 metros de buen desnivel y seguimos con nuestras imágenes.



Los chicos se paran y señalan, mira las casas de la caldera, mira hacia allí está el salto de la fondada, mira por allí está el mirador… 



Y a nuestros pies el mirador del lomo de las chozas.



Empezamos a bajar, tenemos que salvar en menos de 3 km un gran desnivel, por lo que tendremos que tener mucho cuidado de no resbalar.



Pero tenemos recompensa, la silueta de tanausu encarnada en la punta de los roques nos deja unas imágenes que de no venir por roque de los cuervos nos hubiéramos perdido, por lo que realmente el sendero que suele hacer todo el mundo es el que hoy estamos realizando.




Da vértigo ver el camino por el que bajamos, parece mentira que en minutos estemos donde la vista segundos atrás casi no podía alcanzar.



Observamos la cumbrecita llena de coches, y la entrada a la caldera desde punta de los roques.
Maravillosa bajada, nada mejor que ilustrarla con  unas fotografías ya queda menos para llegar al coche, estamos a menos de 2km del final.



Llegamos a una zona ya más ancha, donde puede llegar por pista los todoterrenos, hemos salvado gran desnivel y desde aquí al final será casi todo por pista, fácil de transitar.


Pista entre pinos para llegar al punto del desvío primero, que os indique al principio de la entrada del blog.





Hemos llegado al final, hemos escalado tan bella montaña, parándonos cada poco para poder observar el valle, tazacorte, cumbre vieja y cumbre nueva. Subimos hasta su cima para observar a sus pies tan majestuosas caldera, paramos el tiempo, nos olvidamos de nuestra vida de más abajo y no articulamos palabra, pues la vista era el sentido primordial en el balcón de la palma.




Seguimos caminando bordeando sus laderas, observando la caldera y crestería, nos empeñamos en llegar cerca de la cumbrecita, nos esperaba tanausu en su punta de los roques y desde allí abandonamos nuestro pico bejenado no sin antes prometer que volvería muy pronto. El día despejado ayudo, pero tampoco desmerece encontrarnos con un mar de nubes a nuestros pies pero eso será una sorpresa para otra ocasión, pues esperamos seguir…….. caminando la palma










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate