domingo, 28 de octubre de 2012

Fuente de las Breñas



FUENTE DE LAS BREÑAS.

Distancia total:
9 kms.
Desnivel ascendente acumulado:
580 mt.
Desnivel descendente acumulado:
600 mt.
Tiempo estimado de ida:
03:30 hrs.

El sendero fuente de las breñas constituye una vuelta a un pasado no muy lejano, en el que los habitantes de las breñas utilizaban los caudales de los barrancos y sus fuentes para la vida cotidiana (abastecimiento de agua, lavar las ropas, puntos de abastecimiento de agua a la hora de llevar el ganado a pastar…) 




Nuestro recorrido de hoy no es excesivamente duro y de distancia media y tiene varios puntos lógicamente para recargar agua. Permite realizarlo desde san Isidro hasta san Pedro o viceversa y también un circular por el Llanito.



Es un sendero conectado con otras posibilidades, como el sendero del refugio del pilar- los guinchos que pasa por la cruz de la pavona, muy cerca al inicio del sendero de las breñas por san Isidro. También conecta directamente con el sendero santa cruz de la palma- tazacorte LP1, por el camino real que conecta con la hilera y la virgen del pino en el paso (sendero muy recomendable por su belleza). Por este camino conecta en el barranco de aguacencio conectando con el en botazo.



Por último señalar que también tenemos muy cerca el GR 130 o camino real de la cosa a la altura de San Pedro, por lo tanto muchas posibilidades si lo que queremos es buscar una ruta un poco más larga para senderistas experimentados.

Vamos por tanto a optar por la posibilidad a mi juicio más suave, partir desde San Isidro. En la fotografía podemos ver la zona de desvió muy bien señalizada y con zonas de aparcamiento para dejar un coche. 



Si tomamos esta dirección nos evitamos empezar desde San Pedro, con una subida a los lavaderos de Fuente Grande y Fuente Nueva casi 2km muy duros.

Empezamos por tanto nuestro caminar en la zona de San Isidro de tradición agrícola no obstante muy cerca tenemos la iglesia de San Isidro Labrador , quita el agua y pon el sol. 
Patrón ganadero por antonomasia, y en cuyas fiestas se celebra una de las ferias de ganado más importantes de la isla junto con la de San Antonio del Monte.



También muy cerca tenemos los Dragos Gemelos cuya historia y fotografías subiremos en otros post del blog y también casa Lucio un enclave gastronómico especialistas desde siempre en buen vino y mejor carne de cabra.

Vemos la primera baliza del camino señalándonos las posibilidades y la distancia al llanito, al sendero que nos lleva al refugio del pilar y como es obvio la distancia que nos queda para el núcleo poblacional de San Pedro.



Aunque la distancia marcada a San Pedro son 6.3 km en GPS lógicamente según desvíos será de 7.5-8 km ya que las fuentes están fuera de camino, bien señalizadas pero aumentaran el rutómetro del día.

Empezamos por una pista ancha de asfalto y cemento, amplia y fácil de transitar, aprovechando el día veraniego pese al mes en el que nos encontramos podemos ver los campos de labranza de San Isidro, sus numerosos pajeros y también las vistas del Monteverde de las cumbres de la zona, donde se ve claramente al fondo el pico de la nieve y el discernir de los barrancos por los que pasará el sendero.



El día es perfecto para caminar, aunque este sendero es más recomendable en fechas más otoñales por la belleza de las tonalidades de colores entre verdes, amarillos y naranjas y por la hojarasca que hace de manto en todo el camino.



No obstante también señalar que si el día es lluvioso el sendero puede ser algo peligroso, sobre todo en la última parte en el que el sendero es muy vertical y hay mucha piedras y hojas que puede hacer que nos resbalemos.



Siguiendo por el camino, en días despejados como hoy podemos ver hacia abajo todas las casas de San Isidro y de las breñas hasta la misma costa y si todavía tenemos suerte como el día de hoy ver el majestuosos Teide o los barrancos de la isla colombina de la gomera.



A los 400-500 metros una pequeña subida nos permite ver de nuevo, como si de un laberinto se tratara, los barrancos perfectamente esculpidos en la montaña, subimos unos metros y ya pronto tenemos el primer desvío del día, justo al medio kilómetro de recorrido.



Pasamos a una pista de tierra también muy cómoda que nos permite unas vistas maravillosas de la zona de San Pedro, Mirca al fondo y el mirador de la Concepción punto más alto del hidrovolcan de la caldereta.



Nos internamos ahora en el Monteverde, unos brezos nos reciben, nos esperan unos metros de bajada muy bonitos, con el amparo de la baranda de madera y los escalones de madera esculpidos por la acción del agua y el arreglo de la mano del hombre.



Tomamos una curva, y en una ampliar recta protegida con barandas de madera de nuevo y con el adorno floral por los flancos cuidadas especialmente por los lugareños llegamos a una cueva natural en el que los habitantes de la zona han adornado con varias vírgenes (candelaria, el rocío…), una cruz con rosario y varios motivos religiosos… 



Tenemos una llave donde poder tomar agua fresca para el camino, ya que todavía nos espera camino antes de llegar a nuestro primer destino, la zona de aduares.



Unas sillas rojas hacen contraste con los colores otoñales en la zona y nos permiten un primer descanso y admirar uno de los primeros puntos neurálgicos del sendero, pero tenemos que levantarnos y seguir el camino, queda mucho que ver.



Miramos la recta protegida como de costumbre por barandas y seguimos por unas piedras a modo de escalones por donde podemos ver campos de cultivos, donde se plantan papas de una calidad altísima.



Conectamos más abajo con una pista que nos marca 5.5 km hacia San Pedro algo más debido a los desvíos hacia las fuentes. La Tónica durante aproximadamente 800 metros será de subida que será cada vez más dura, esta subida entre fayas y brezos irá haciendo paso a los numerosos castaños que parecen pelearse por un hueco en el camino.



Al fondo del camino tenemos una curva y se empieza a empinar la cosa, subidas con mucha curva y amplio desnivel que se puede apreciar en la foto, en días soleados como hoy habrá que arrimarse a los lados para coger la sombra de los castaños.








Pasados por tanto 600 metros llegamos al desvió entre la pista y el camino propiamente dicho que se estrecha, empezamos ya a tener el abrigo de la laurisilva pero ya el camino no es tan cómodo, estamos ya muy cerca de Aduares.



A los pocos metros coronamos la subida así un pivote nos lo indica, este mojón nos indica las direcciones del camino, y que aparezca una flecha hacia abajo en dirección a San Pedro alivia nuestros pulmones, pero no alivia a nuestras piernas que harán de freno en la bajada.








Un pequeño trozo de bajada entre piedras naturales, hace que tengamos mucho cuidado, en días de lluvia todavía más, quizás en esta época se hace necesario el uso de bastones de trekking que nos sirva de apoyo.



El camino se amplía un poco y se empieza a notar la humedad en el tono marrón de la tierra por la que caminamos, las paredes de piedra natural hecha por el hombre nos indican los niveles de altura por los que transitamos.



Seguimos bajando la tónica habitual por esta zona, nos encontramos alguna señal de zona de adiestramiento de perros de caza, no hay que tenerles miedo ya que son perros cariñosos e incluso asustadizos, pero que pueden aparecer de la nada dándonos algún susto, los que paseen mucho por la hilera en la cumbre saben muy bien de lo que hablo.



Una rampa muy dura de bajada, hace ver entre arboles una pista de tierra y unas tuberías síntoma de las numerosas galerías y tomas de agua de la zona, estamos en el desvió a la primera gran zona de fuentes y agua del día.



Nos encontramos el desvió hacia Aduares a 100 metros hacia arriba encontramos la fuente hoy cerrada, el tiempo de sequia que llevamos hace que la mayoría de fuentes de este sendero estén hoy cerradas. No hay que desperdiciar ni una gota de agua y esperando que este otoño-invierno venga cargado de agua que llenen los acuíferos y permitan que este sendero muestre su principal reclamo, el agua.



Se trata de una zona en el cauce del barranco entre zarzas, enredaderas y laurisilva que nos permitirán un descanso para poder volver al pasado y ver las comodidades de hoy en día frente al pasado en el que los lugareños tenían que venir a estas zonas a buscar agua o lavar sus ropas.








Seguimos el camino, deshaciendo la subida hacia aduares, para proseguir el sendero que ahora se tornará en pequeña subida.



En un pequeño claro una sorpresa unas vistas increíbles de las islas hermanas y de la zona de san Isidro bajo, estamos a sólo 4.3 km de San Pedro pero casi todas las fuentes por visitar.



Un camino amplio a modo de pista y bajo el amparo de la vegetación hace que aumentemos el ritmo en busca del siguiente punto del día fuente melchora.



Por unos momentos buscamos una pista de tierra muy bien cuidada, que nos permite de nuevo tener unas inmejorables vistas de las zonas por las que transitamos y el discurrir de sus barrancos.



Tenemos las mejores vistas panorámicas de las breñas y San Pedro y también resulta curioso la cantidad de pistas de tierra que conectan la zona de forma radial.



Otra vez los brezos nos dan la bienvenida, despiden estas pistas y estrechan el camino por el que tenemos que seguir, así un mojón del cabildo nos indican el camino que debemos de tomar en dirección a nuestro final.



Pronto pasamos por un cortafuegos que impide que si fuera el caso el fuego se propague entre barrancos y además en algunos casos no en este permite que pasen las torretas de electricidad desde un lado a otro de la isla.



Entre enredaderas, zarzas y laurisilva volvemos al amparo de la sombra, unas paredes de piedra hechas por el hombre nos sirven de protección y podemos ya sentir de nuevo la humedad, no obstante estamos muy cerca de melchora.



El discernir es ahora más complicado, la tierra mojada, las piedras a distintos niveles, el desnivel y la vegetación cercana hacen que tengamos que aminorar la marcha para buscar la mejor estabilidad para nuestro transitar.





Llegamos a fuente Melchora hoy vacía por la sequia pero muy pronto rebosante de agua, y cerca de ella la zona del barranco con la cueva natural y una zona de asadero.



Una zona preciosa bajo el amparo de la laurisilva y de las numerosas zarzas y enredaderas que hacen de puerta a la cueva, pero nada mejor que unas fotos que ilustren esta zona muy famosa en las breñas y que constituyen un enclave de vital importancia para los lugareños hace no tanto tiempo.








Después de descansar en la zona, y tomar un refrigerio tenemos que seguir el camino, que conecta por varias pistas muy escarpadas por la acción del agua.



Pronto volvemos a la tónica habitual de sendero estrecho muy llano y tierra rojiza y con paredes llenas de musgo, seguimos camino de Fuente Espinel.



Estamos por una de las zonas más bellas del sendero en el que las hayas se retuercen, los brezos se alinean y la hojarasca otoñal nos sirve de manto, sin duda una de la zonas más fotogénicas y bellas del sendero.



Más arriba al conectar con otra pista, muy descuidada por la acción del agua tenemos otras panorámicas de las breñas que hace que nos paremos varios minutos a contemplar y señalar lo mucho que ha crecido este municipio y las construcciones en el mismo.



Volvemos al sendero, esta vez bajamos otro barranco entre el verde de la laurisilva y el anaranjado de las hojas que envuelven el suelo, muchas galerías de agua cubren la zona para proveer de agua a la comarca.



Entre escaleras naturales y camino real transcurre el camino, es una de las zonas en las que hay que tener más cuidado en los días húmedos y lluviosos debajo de las hojas no sabemos lo que puede haber y puede provocar algún esguince al resbalar, por lo que tener mucho cuidado.



Un poco más abajo después de seguir por las escaleras naturales, llegamos a fuente del espinel, una cueva en la que los lugareños han llenado de pequeñas cruces realizadas con dos palos atados por un cordón. 



En fuente Espinel tenemos sillones naturales de piedra donde tomar otro descanso no obstante nos espera una corta pero dura subida, estrecha y por piedra natural a modo de escalera.
Muy cercano se encuentra una caseta de una galería en deshuso, otro síntoma del protagonismo del agua en la zona.








Proseguimos por el sendero que va ampliando para llegar a una de las zonas más bonitas del sendero, al pasar por un puente de madero y por la baliza de señalizamiento y pasar el barranco.


Estamos por una de las zonas en las que la laurisilva y las hojas caídas hacen que estemos ante un bosque de ensueño, nos recuerda a otras zonas de la isla como podrían ser la zona de benamas en puntallana o algunas zonas del mismo cubo de la galga.








Cruzamos el puente ya que sólo nos quedan 2.6 km hacia San Pedro, pero nos espera una estrecha y dura subida entre piedras y hojas.




Unos troncos colocados por el hombre sirven de escalones para salvar el desnivel e impiden que las lluvias y su caudal destrocen los distintos escalones que permiten el mejor ascenso de la zona.


Una vez arriba un mojón nos señala que empezamos a bajar, encontramos un amplio llano en el que vemos un comedero de ganado, señal que era una zona de paso para que el ganado pastara.







Seguimos unos metros por un camino cómodo desde el puente han pasado unos duros 200 metros, pero ya solo 2.4 km hacia san Pedro, La bajada es fácil por sendero de tierra con un buen cobijo de vegetación, mucho más abajo se tornará en clásico camino real de escalones de piedra, las piernas cansadas darán buena cuenta de ello.



Hasta encontrar la baliza de 2.1 km el sendero empezara a tomar un mayor desnivel, pero de un gran colorido y belleza. Si fuera necesario podemos parar a descansar, ya que hasta los lavaderos de Fuente grande bajaremos rápidamente y nuestras piernas sufrirán haciendo de freno.



Para ilustrar esta os dejo unas fotos que permitirán anticipar vuestra salida, este sería el empezar del sendero por lo que sería una dura subida, pero en el sentido que hicimos hoy el camino no es tampoco muy fácil ya que al final del día una bajada de tanto desnivel hace que las piernas sufran bastante.












Llegamos a los lavaderos de Fuente Grande llenos de agua y usados hasta hace muy poco, escuchamos las máquinas de labrar, muy cerca los lugareños labran sus tierras para volver a plantar de nuevo. Una zona húmeda en la que los cultivos producen hortalizas de calidad inigualable.








Nos detenemos a descansar mientras puedo fotografiar la zona, no en vano se trata del último descanso del sendero, ya que muy cerca a 1.3 km tenemos el final de la jornada, en el pueblo de San Pedro








Seguimos por el barranco de Aguacencio damos por finalizado el descanso, entre helechos y brezos y por piedras sin tierra por la acción del agua y el viento nos dirigen barranco abajo.
Son zonas muy estrechas, en el que podemos ver castañeros grandes repletos de sus erizos y esperando las primeras lluvias para caer y que las gentes puedan coger sus castañas para asar el día de san Martin y probar el vino.



Pasamos al asfalto por un puente del canal de agua que viene de las galerías , pronto también encontramos el enlace con el sendero pr lp1 que lleva a uno de los senderos más bonitos de la isla que conecta con el otro lado de la isla por la cumbre. Pronto hablaremos de él sobre todo de la zona que va desde botazo hasta el enlace con el reventón.









Por aguacencio encontraremos hacia a detrás unas vistas increíbles de la cumbre y de cómo han esculpido sus barranco la acción erosiva del agua, casi al final del sendero nos viene al recuerdo la historia de la tragedia de 1957 en el que unas lluvias fuertes hicieron desbordar el barranco haciendo que se produjeran muertes y daños en muchas viviendas. Es el peligro de ocupar cauces de barrancos como el de aguacencio y aduares.



Si queréis mas información el amigo Escudero en su blog de la arqueta y múltiples blogs y publicaciones habla de la tragedia que lleno de luto la isla
http://elapuron.com/blogs/arqueta/383/cincuenta-y-tres-anos-de-la-tragedia-de-el-llanito-1957-2007/

Sin duda muy recomendable su blog para conocer un poco más la historia de nuestra isla y también el patrimonio e historia palmera.



Estamos a 500 metros de San Pedro y hemos llegado al final del sendero, en otras publicaciones cuando aborde el caminar de las ciudades y pueblos de la isla en su casco urbano, os enseñare estampas de San Pedro, su iglesia parroquial, sus plazas y calles y sobre todo su tradición del día de la cruz.


Hemos llegado al final de esta historia, porque más que un sendero hoy hemos hecho un viaje al pasado, un pasado en el que nuestros vecinos de la breña buscaban en los barranco la fuente de vida que es el agua y en donde construyeron lavaderos y fuentes por los que poder tomar agua, seguramente unos buscarían en Aduares, otros en melchora o incluso los más cercanos a san Pedro irían a fuente grande a lavar sus ropas a Fuente Grande.



Esperemos que la sequia que nos azota en la actualidad acabe con las lluvias de invierno, y que estas sean abundantes para volver a llenar los acuíferos y permitan de nuevo hacer brotar con abundancia las FUENTES DE LAS BREÑAS.


2 comentarios:

  1. Un saludo.
    Bello sendero y muy bien ilustrado el que nos muestras.
    Tuve la suerte de hacerlo este pasado verano.
    Recomendable para cualquier amante del senderismo y naturaleza.
    Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  2. si nos pisamos los talones ya lei tu blog!!! una maravilla y en otoño cerrado todavia mas con la hojarasca de alfombra, pero también mas dificil ver donde pisas. esperemos subir pronto alguna rutita más que tengo en el ordenador pendiente.

    ResponderEliminar

Translate