lunes, 28 de noviembre de 2011

Salto de la Fondada desde abajo

LA FONDADA DESDE ABAJO

Aunque a simple vista y al mirar las fotos aéreas de la Palma la Caldera de Taburiente parece un volcán gigante, la realidad es que La Caldera es el producto de una milenaria y paciente labor de desgaste, llevada a cabo por el agua. Aunque en otros senderos como Marcos y Cordero o la Caldera del Agua hemos visto la magnitud y la belleza de la erosión provocada por el agua, es aquí en el centro de la Isla en nuestro parque nacional donde el agua cobra mayor protagonismo.


La Caldera está  flanqueda  por las mayores elevaciones de la isla, con el techo en el Roque de los Muchachos (2.426 metros). El Pico de la Cruz (2.351 metros), el Pico de la Nieve (2.232 metros) y el solitario Bejenado (1.854 metros)que vigilan desde lo alto todo lo que acontece en su interior. De hecho, aunque en su parte exterior los desniveles son algo más moderados, dentro del Parque Nacional pueden contemplarse paredes de un desnivel espectacular de unos 800 metros de altura, y algunos cerca del Roque de los muchachos pasando los 2000 metros.


Un ejemplo claro de la erosión y del desgaste del agua es el barranco principal de la caldera, el barranco de las angustias que llevara su cauce hasta la misma playa de Tazacorte, esta agua viene de muchos lugares de la misma caldera que se filtran y desaparecen por el suelo y vuelven a aparecer mágicamente más adelante.

Pues desde la playa de Taburiente iremos en busca de uno de los saltos de agua o cascada más espectaculares de la Palma, por no decir el más espectacular.
Aunque la ruta o sendero homologado es el que nos lleva desde la playa de Taburiente hasta el mirador de la fondada, que podremos verla desde arriba y posteriormente a Hoyo Verde, hoy nos adentraremos Barranco arriba en busca de poder verla desde abajo.


Antes quiero señalar que no es un sendero homologado, y que en gran parte del camino sortearemos piedras muy grandes,ricahuelos… por lo que es importante tener algo de condición física, buen calzada, provisiones y sobre todo mucho cuidado.
También es importante, sobre todo en otoño-invierno consultar antes de salir varios partes meteorológicos, no sólo uno y si es posible ver el mteosat para ver si hay alguna borrasca, ya que en el camino de hoy un golpe de agua nos quedaríamos a merced del cauce del barranco.
Una de las maravillas de la Palma es que en un lugar como Fuencaliente puede hacer sol y una temperatura de 24 grados y por ejemplo estar en la crestería, bordeando la Caldera por sus puntos más altos y haciendo frente al choque de los alisios con una lluvia lateral y menos de 4 grados, esta biodiversidad y microclimas nos hace diferente, pero también hace que tengamos que interpretar bien el tiempo ya que la información meteorológica suele ser a nivel general y no específicamente por zonas.


Por último antes de detallar y seguir ilustrando el camino de hoy señalar que sobre todo en el embudo que forma el barranco justo en el salto de la Fondada son paredes verticales, en el que suele haber mucho desprendimiento por lo que es peligroso y hay que tener mucho cuidado, el viento en este caso nos jugaría una mala pasada.

El punto de partida de hoy es el que podemos denominar el punto de encuentro de la Caldera, como es la playa de Taburiente o la zona de acampada, a ella podemos llegar o por los brecitos o subiendo el reventón o vía barranco de las Angustias. La playa de Taburiente es un espectacular río en su zona más ancha en el que tenemos varias charcas para poder bañarnos pese a su agua gélida procedente de todo los rincones de la escarpada caldera, de sus galerías, saltos de agua, de la nieve que en invierno adorna sus cumbres o de los alisios que con fuerza descargan el agua en Taburiente.


Desde esta zona tendremos unas vistas espectaculares, veremos cómo sube el barranco, toda la crestería que bordea el parque nacional y uno de los puntos más fotografiados, pintados, dibujados… el Roque huso que ha visto pasar el tiempo con su forma peculiar y con sus pinos característicos que crecen en su pico desafiando como hemos visto en otros senderos como las lavas de San Juan las leyes de la gravedad y los terrenos abruptos.


Después de un refrescante baño en la playa taburiente tomamos a mano izquierda del barranco el camino o sendero que nos lleva a la fondada desde arriba y a hoyo verde.



Seguiremos flanqueados por el barranco mirando como poco a poco pierde su caudal que volverá a aparecer más abajo en la zona que abandonamos. También podremos ver como se intenta recuperar tajinastes, flores que dan una belleza a la zona y sobre todo que crece en las cumbres, como en las zonas próximas a los telescopios den el Roque de los muchachos o pico de la cruz.
También a mano derecha podremos ver otro de los raques de la caldera totalmente poblado de pinar al otro lado del barranco.





Un poco más arriba encontramos el desvió hacia el mirador, pero o podemos seguir un poco más por el camino o bajar hasta el barranco y subir intentando salvar los cantos rodados que lo cubren.


A partir de aquí decrecerá nuestro ritmo y el camino no será tan cómodo como el que llevábamos hasta ahora, pero no podremos estar más en conjunción con la naturaleza de la caldera que el seguir por el camino que sigue el agua hacia abajo, veces nos lo encontraremos seco, veces nos lo encontraremos con agua, en definitiva la caldera no es más que un laberinto y cruces de agua que han ido modificando la forma de la misma.


Una vez arriba tendremos que tomar a la izquierda y no seguir recto, si dudáis aunque es importante ir con alguien que conozca bien la zona para ir por lo menos la primera vez. En este caso mi compañero de trabajo Miguel un apasionado de la caldera nos enseño el camino y pudimos disfrutar de toda su experiencia recorriendo cada uno de los rincones de la zona.
Grandes piedras rojizas con síntomas de musgo, nos presentan lo que será gran parte del camino desde aquí, riachuelos caudalosos, vegetación que ya no solo es a base de pinar y piedras grandes que sortear con pequeños saltos.


Echamos una mirada hacia arriba y vemos entre nubes los puntos más altos de la Caldera, los diques volcánicos, como algún pino intenta salvar el desnivel.
Pero todavía queda mucho camino y tenemos que seguir barranco arriba para poder adentrarnos en busca del salto de agua.


Volvemos a echar una mirada atrás en la zona de pinar que nos encontramos y parece mentira el camino que hemos recorrido no sin destreza y habilidad para sortear lo abrupto del terreno, maravilloso paisaje ver como baja el barranco hacia abajo estrechando sus paredes al final como si de un embudo se tratase.


El caudal aumenta síntoma que debemos tomar de nuevo camino a la izquierda, barranco de los Cantos de Turugumay es el último esfuerzo, pero el camino más difícil, las piedras son muy grandes, y hay que dar grandes saltos para salvarlas, un buen consejo es intentar siempre ir por el lado derecho de la subida, es la zona más fácil de pasar 




Tendremos que cruzar el riachuelo varias veces de un lado a otro por lo que tener cuidado en pisar bien, muchas de las piedras están sueltas y nos harán tropezar. 



Casi al final hay que ir bien pegados a la derecha para no mojarnos, estaremos bajo el abrigo de vegetación y resulta increíble pero no son pinos, síntoma de la humedad de la zona que permite el crecimiento de otras especies, las paredes laterales de espectacular desnivel empiezan a aparecer.


Incluso algún sauce despistado encontraremos, un sitio muy bonito también casi llegando al final es una charca o descanso que hace el rio y en el que un árbol desafía al caudal creciendo justo en medio del mismo


Una vez pasado ya desaparece la vegetación y solo las áridas paredes y piedras del rio quedan a nuestro paso, tener mucho cuidado es la zona más peligrosa e incluso los guardas forestales os apercibirán de los desprendimientos de piedras, ya que el material de las paredes verticales no es firme.


Sera la zona más difícil para intentar no mojarnos, ir por el lado derecho subiendo de piedra en piedra, en la medida de lo posible seguir por aquí ya que las otras zonas son más proclives a la caída de piedras.


Desde arriba podemos ver como en pequeñito se nos ve mientras subimos hasta el final., mientras miguel nuestro guía de hoy ya ha llegado.


Y vuala al echar la vista a la derecha nos quedamos con la boca abierta, una caída de agua desde una gran altura hace su aparición es la fondada que tantas veces hemos visto en postales y fotos desde su mirador pero tan pocas hemos vistos desde su caída desde abajo. Espero algún día poder ir con un trípode de viaje para poder hacer mejores fotos eso si tendré que esperar a tiempos más calurosos de los que escribo, ya que hay que tener respecto por el peligro que en si conlleva un cambio de tiempo o vientos de zonas altas.



Al ver esta magnífica foto podéis ilustraros de la majestuosidad de la belleza que tenemos ante nuestros ojos y a su vez de la roca arcillosa poco estable que incluso podemos romper con nuestras manos, eso todavía nos pone más alerta ya que este material es muy fácil que se desprenda de sus paredes laterales.


La fondada baja hasta un pequeño lago y luego vuelve a hacer una mini cascada que seguirá su transcurso rio abajo sorteando la gran cantidad de piedras que ha llevado la fuerza del agua.
Pero el salto de agua principal salva un gran desnivel y bajo una alfombra de musgo que se alimenta de su humedad cobra una gran fuerza que nos hace sentir las gotas de agua incluso a una distancia considerable.


En la foto siguiente podemos ver como del caudal principal va bajando progresivamente por otros pequeños saltos, y también podemos ver como el intrépido miguel sube por la pared, en busca de ver la laguna que crea la fondada al recibir su primer freno en el fondo del barranco.


No hay palabras para explicar su belleza pero si fotografías que la ilustren y que les hagan llegar un poquito de ella a vosotros. Otra más de las maravillas que tiene nuestra isla.



En las siguientes fotos las realizo miguel del lago que forma la fondada en su parte más alta, yo solo me alongué ya que  con mi peso no podía subir bien, miguel de peso más liviano y además con su conocimiento de la zona, subió y pudo además de observar mejor la zona, comprobar como una piedra caía en medio de la charca. El material que cubre las paredes se rompe hasta con la mano de ahí la facilidad de su erosión.






En la bajada por la pared podréis ver como parece fácil subir ya que forman escalones, pero no son nada estables y es fácil rebelar.

 
Unas últimas fotos del salto y volvemos de regreso habiendo visto una de las maravillas de la caldera y de la isla, la erosión ha sido la madre de la caldera y es el agua la que le da su majestuosidad.


Para la vuelta si no queréis volver por el mismo sitio podéis coger por el otro lado del barranco para cambiar un poco del itinerario, además podréis ver el sendero que enlaza desde la cumbrecita hasta la caldera.


Una vez llegamos de nuevo a la zona de la playa de Taburiente, pasando por la zona de acampada podremos ver unas vistas espectaculares de nuevo del parque nacional y además el magnífico Roque Huso que majestuoso cobra su protagonismo en tan bello paraje.
Pero más adelante tendrá más protagonismo cuando vayamos en busca de la fondada desde su mirador y de Hoyo Verde.


En la zona de acampada podremos tomar un refrigerio tranquilamente antes de piedra sobre piedra abandonarla por la zona del rio cubierto por arboles para posteriormente pasar la playa de Taburiente en busca de los brecitos.



Es recomendable hacer esta ruta cuando acampemos en la caldera y tengamos varios días para poder hacer varias rutas, llevo varias entradas en este blog y era hora que el parque nacional hiciera su aparición, pero no será la única, ya que todavía queda mucho por ver: barranco de las angustias, Roque idafe, la estrechura, cañones de la caldera, hoyo verde, Bejenao…


Pero para empezar ya hemos visto la playa de taburiente, el majestuoso barranco de las angustias con el Roque Huso de guardián en busca de la maravilla que hemos visto hoy un salto de agua que desde las alturas trata de erosionar aun más la Caldera de Taburiente y que busca encontrar una salida que como hemos visto quien sabe por dónde irá a salir, ¿saldrá por la playa taburiente? ¿Por alguna galería? ¿por tazacorte? Es el misterio del agua y ese misterio es la Caldera de Taburiente.





3 comentarios:

  1. Yo he estado por hay con mi lanza, jajaja. haber si un dia me animo y buelbo ha entrar, hace mucho tiempo que no salto, ni voy a la caldera,

    ResponderEliminar
  2. pues si alguna vez te animas a entrar y conoces algun camino sin señalizar de dificultad no muy alta o rutas hacia el roque idafe no dudes en avisar un saludo muy grande!!!

    ResponderEliminar
  3. Un saludo!
    Bello lugar el que has visitado. Todo un regalo de la naturaleza para disfrutar y cuidar.
    Este verano hice el descenso por el barranco, pero tengo pendiente la cascada.
    Buen trabajo.

    ResponderEliminar

Translate